Música nueva ♫ ♫

En el hotel de… bueno, en los hoteles de Dhaka, Shengzhou, ShiJiaZhuang, Wuhan, Nanchang, Jinjiang y Shaoxing, mi fiel compañero en las noches de trabajo fue Channel [V], un canal tipo MTV pero de música asiática (coreana, china, japonesa, y por supuesto, con una dosis occidental con música norteamericana). De todo lo que escuché enganché principalmente con la música más movida por razones obvias: A las 2 AM y respondiendo correos con la mente lo más clara posible, la única ayuda posible es todo el contenido de Coca-colas del minibar y algo movido para mantenerte despierta. Y de eso hasta ahora he podido dar con un par de videos que me gustaron y con algunos nuevos gracias a la magia de Youtube… y para qué les voy a decir cuánto disfruto revisando el arte y producción de estos videos. Disfruten!

P.D. Y sólo quiero agregar, pucha que son guapas las Asiáticas! Piel perfecta, piernas torneadas, la mayoría delgadas y bien formaditas *suspiro*

China & Bangladesh. The Madness.

Vengo llegando y reponiéndome de un viaje de 3 semanas al Oriente Asiático, una gira un poco demoníaca por Bangladesh y China. Demoníaca por la cantidad de horas de vuelo que se acumulan en el cuerpo, por el trabajo doble que hay que hacer -de día con proveedores y de noche con los HQ en Santiago- y por el volumen de información que se asimila en tan poco tiempo. Y eso que siento que fui en un plan espectador más que protagonista de lo que se gestó en este viaje.

Este viaje es uno de los tres que se hacen durante el año en mi empresa para la negociación de las colecciones de Verano – Invierno de las marcas del holding, y para la negociación de Escolar de estas mismas marcas y las terceras marcas que manejamos. Al mismo tiempo, también se inspecciona la producción de los artículos de estas colecciones, lo cual permite detectar irregularidades de mano de obra, calidad, incluso planchado y packing de los productos que serían imposibles de revisar desde Chile únicamente. Porque por supuesto, un proveedor te enviará para aprobación lo mejorcito que le envíen de su fábrica. Y si ese proveedor no se da el tiempo de inspeccionar en persona tus producciones, lo más posible es que hayan errores de medianamente graves para arriba en el bulk production. Tricky, uh?

Por esto, para una empresa de mediano o gran tamaño que quiera cuidar de sus inversiones en el rubro textil en China, es una muy buena idea que al menos una vez al año se visite en persona a sus proveedores regulares y ojalá las fábricas donde se realizan sus producciones. Esto, porque el saber que tu cliente sí o sí controlará tu trabajo te hace hacerlo con el doble de cuidado.

Otro factor no menor, es revisar exactamente dónde se están produciendo tus artículos para evitar problemas como los que ha tenido Inditex y otras marcas importantes en el pasado. Me tocó viajar kilómetros y kilómetros en auto para conocer las fábricas de nuestras prendas, y pudimos evitar así poner producciones en fábricas paupérrimas, con bajas condiciones de salubridad, con una clara falta de maquinaria apropiada y experiencia de los operarios. Comentaré más adelante los mitos y verdades de las fábricas Chinas, y sabrán si es verdad aquello de niños trabajando.

En balance de la experiencia, puedo decir que me sirvió para abrir los ojos a la forma en que piensan los proveedores, sus dudas al momento de evaluar una ficha y dar sus precios, los problemas de producción que enfrentan, y la mejor forma de ayudarlos (y ayudar-se) para solucionar cualquier inconveniente.

Les iré contando de a poco para no aburrirl@s… aunque yo no me aburrí en ningún momento del viaje. Pero probablemente eso fue porque no tenía tiempo :/

Bershka Look Book S/S 2011

Últimamente he estado a punto de llorar con el frío que ha hecho. No sé ustedes, pero conozco a tanta gente que reniega del verano y prefiere el invierno, y me dan ganas de agarrarle la cabeza y sacudírsela para que entren en razón. ¿Cómo va a ser rico andar por la calle con los pies congelados, la nariz roja y más abrigada que hija única? No, no, no, señores. Por añoranzas de verano me acordé de la hermosa Barcelona, una cosa llevó a la otra, y recordé esta maravillosa marca (que amo con todo mi ser, como en su momento amé a FES acá en Chile): Bershka.

No sé si les suena. En una marca del grupo Inditex (el mismo que posee Zara, Stradivarius y Pull & Bear, otras de mis marcas mega favoritas). Las tiendas son maravillosas, bueno,  como debería ser, no acá como en Chile donde el diseño de vitrinas y tiendas está recién despegando.

Pero me estoy yendo por las ramas! Les dejo el look book de la temporada de Verano para que vayan pensando en más temperatura, y así pasar agosto!

 

Me presento.

Cuando entré a estudiar Diseño de Vestuario, por allá por el año 2001, no tenía muy claro qué estaba haciendo. Habiendo pasado mi adolescencia en una época donde Internet no era tan común como lo es hoy en día, y en Rancagua, donde la información que llegaba era lo que sobraba de Santiago (con suerte), no tenía mayores ideas o influencias en cuanto a moda se refiere. Sólo sabía que me gustaba dibujar, me gustaban las telas, las manualidades, el jugar con colores, el armar algo desde 0 y sentir que algo había nacido desde mi cabeza hasta un objeto tangible y hermoso. Con esa tendencia, debería haber crecido para ser una diseñadora súper fashion y loca.

Pero no fue así.

Una vez en la universidad, me fui dando cuenta que lo manual no era mi fuerte. Nunca tuve la paciencia necesaria como para trabajar en algo hasta pulirlo completamente como te exigen en la universidad. Lo mío iba más por el lado de investigar y analizar. Lo mío era observar, sacar conclusiones y aplicar, y eso me fue decantando casi sin que me diera cuenta al diseño de vestuario Industrial.
¿Les cuento algo? Me da un poco de pena que se mire tan en menos esta rama del Vestuario. Es un trabajo bien bonito y bien entretenido, siempre y cuando cuentes con un mínimo de margen para crear, ya que en las marcas más pequeñas es tan ajustado el presupuesto que con suerte consigues hacer pasar un botón con grabado. Yo tengo la suerte de trabajar en una empresa importadora de vestuario masculino bastante importante, y me entretengo harto, aún cuando lo que veo no es moda juvenil. Pero incluso cuando eres el hermanito pobre de la industria y tienes que “mendigar” un poco, es súper educativo, tienes que practicar el inglés si tus proveedores son extranjeros, usas vocabulario técnico, usas el sutil arte de la diploma cuando necesitas conseguir algún plazo o descuento imposible, y un largo etcétera que los diseñadores que se dedican al lado más artístico no desarrollan tanto.

Funny, nunca me vi como comerciante, pero tengo que pensar así todos los días para hacer mi trabajo… y me gustaría mostrarles un poquito de qué se trata, entre otras cosas que me llaman la atención todos los días 🙂